El trofeo de Diosdado

Fecha: 15-05-2021 01:10 PM


Eduardo Orozco*

 

El pasado lunes 10 de mayo, en un coloquio con el editor de El Nacional Miguel Henrique Otero, convocado por Expresión Libre y realizado por zoom, quedó claro que el juicio contra el diario es un proceso plagado de irregularidades desde el primer momento.

“Diosdado Cabello demandó a El Nacional, TalCual y La Patilla por difamación y esta fue una acusación sin sentido, en primer lugar porque se trata de una información aparecida en 80 periódicos donde se dice que se ha abierto una averiguación por narcotráfico a Diosdado Cabello, nadie afirma que Cabello es narcotraficante”, nos explica Otero.

   Luego, esa información aparecida en El Nacional ya había sido publicada por el diario ABC y decenas de medios en todo el mundo. Y más tarde, la propia DEA  señala que Cabello está siendo investigado y ofrece una recompensa por su captura, lo que indica que es cierto lo publicado y no existe delito de difamación.

   El editor, quien está exiliado en Madrid, informó en el coloquio, que para tomar los bienes de El Nacional se deben completar todas las instancia del juicio y eso lleva mucho tiempo porque el proceso está prácticamente paralizado y lleno de irregularidades.

Una onda de indignación estremece el sentimiento de quienes han luchado y luchan por un sistema de respeto, libertad y democracia en Venezuela.

“Claro, ellos pueden tomar las rotativas y las instalaciones con los colectivos y con cualquier medida ilegal porque, en este país, el verdadero poder lo ejerce Cabello y los jueces obedecen sus órdenes”, afirmó Miguel Henrique.

   Efectivamente, esto fue lo que sucedió el viernes 14 de mayo cuando un tribunal ejecutó una medida de embargo contra la sede de El Nacional como parte de pago por “daños morales” en beneficio de Diosdado Cabello.

   Este nuevo atropello contra los medios de comunicación, contra la democracia y la libertad de expresión ni siquiera busca silenciar a uno de los diarios emblemáticos de Venezuela, lo que busca es satisfacer el capricho de un individuo que no oculta su rostro de déspota que no tolera la más mínima crítica y solo desea demostrar su poder y satisfacer su odio contra los demás.

   Como nos comentó Miguel Henrique Otero, El Nacional está hace tiempo en la web y seguirá denunciando los abusos de los funcionarios del régimen de Maduro. Las rotativas están paralizadas desde que se acabó el suministro de papel, cono consecuencia de las políticas restrictivas del gobierno.

Así que, si algo queda demostrado por este reciente golpe a la libertad es que Diosdado Cabello concentra el mayor poder del régimen y lo usa en beneficio personal ya que la toma de las instalaciones de El Nacional constituyen un trofeo personal de quien usa como ícono identificador un mazo de inspiración cavernícola.

   Por otra parte, El Nacional seguirá informando desde la web, tal como la ha estado haciendo en los últimos años junto a casi 100 diarios cerrados por el gobierno.

   Una onda de indignación estremece el sentimiento de quienes han luchado y luchan por un sistema de respeto, libertad y democracia en Venezuela. No podemos contemplar con resignación cómo los bárbaros destruyen nuestro país, nuestras instituciones, nuestros medios independientes.

   El periódico fundado en 1943 por Miguel Otero Silva, escritor y periodista, también fundador de la AVP, debe recibir todo nuestro respaldo y nuestra solidaridad en estos terribles momentos  y debemos multiplicar las denuncias y las acciones hasta lograr rescatar nuestra democracia.

 

* Miembro de Expresión Libre

 

 

 

Conducta malandra 

Por Gloria Cuenca (*) Con tristeza y temor observamos como el país va siendo llevado paulatinamente hacía la falta absoluta de ética y moral. Lo...

Cuando la ignorancia y la soberbia hacen gala del poder

Por Mayte Navarro (*) Hay una frase que se le atribuye a Aristóteles que dice: “El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona”.  Nuestro país...

Expresión Libre considera “expropiación disfrazada” sanción contra El Nacional

  “La decisión del Tribunal Supremo de Justicia de ordenar al diario El Nacional el pago de más de 13 millones de dólares representa en la práct...

Bombardeo reptiloide

Por Gregorio Salazar (*) Que el régimen insulte, persiga y encarcele periodistas y activistas defensores de los Derechos Humanos no es nada inus...

La Ley RESORTE, un peligro en ciernes

Arlette Danglades (*)   En esta Semana Santa lo menos que tuvimos en este país fue paz y tranquilidad. El conflicto en el Arauca-Apure y la d...