Estatuas de Barquisimeto amordazadas

Fecha: 18-05-2009 11:30 PM


Protesta silenciosa

En una clara alusión a las amenazas contra la libertad de expresión, más de 30 estatuas públicas amanecieron con mordazas rojas en sus rostros

 

 

Más de 30 estatuas amanecieron amordazadas hoy con cintas rojas en las ciudades de Barquisimeto y Cabudare. Diversos personajes y monumentos representativos de la historia y la región fueron "silenciados" con trapos rojos alrededor de la boca de los bustos.

En diferentes zonas de la ciudad se notaron las mordazas. Específicamente en las plazas Los Ilustres, Bolivar y Alí Primera de Cabudare, y en  Barquisimeto el Parque Ayacucho, Plaza Lara, Plaza La Moneda, Los Ilustres, Los Leones, Plaza Rectorado Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado y otras. Cabe destacar dentro de este grupo que la Plaza La Moneda se encuentra ubicada frente a la sede de la Gobernación del Estado Lara.

 

Hasta el momento ningún grupo se ha adjudicado la acción aunque se presume sea una clara protesta alusiva a las amenazas en el país hacia la libertad de expresión.

 

Cero a la izquierda

Por Carlos Roa (*) Si en algo han salido reprobadas las utopías izquierdistas que se han diseminado como la plaga por nuestro continente, ha sid...

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...