Exprópiese el CNP

Fecha: 28-06-2010 11:30 PM


Elsy Manzanares

Luce penoso ver cómo grupos oficialistas, integrados en su mayoría por funcionarios públicos se niegan a participar en elecciones y en actitud separatista, pretenden proponer desde el gobierno mismo y con los recursos del Estado y largas listas de mails de funcionarios públicos una «Constituyente Gremial»

A propósito del día del periodista. Es una lástima que los colegas oficialistas, en vez de integrarse al Colegio Nacional de Periodistas a través de elecciones limpias, estén inventando una «Constituyente Gremial»


El oficialismo no está muy acostumbrado a participar en elecciones donde las SMARMATIC no hagan lo suyo, no en vano han perdido elecciones en todos los gremios donde las maquinitas no están, así como en las más importantes universidades del país.


Hace unos días se celebraron elecciones en el CNP donde tristemente los colegas oficialistas no participaron, no se midieron. Habría sido muy interesante que se integraran a ese proceso y participaran de manera plural al lado de todos los periodistas del país.


Los colectivos: Periodistas por la Verdad, el Movimiento Periodismo Necesario, el Frente de Comunicadores Socialistas Movimiento de Periodistas Revolucionarios FO, pretenden ahora «refundar el CNP»; me gustaría saber qué entienden por refundar, pues hasta ahora lo que se ha visto en 11 años de tragedia que vive Venezuela, es la creación de instituciones paralelas -refundar, tal vez- (Sindicatos, Organización de empresarios) para crear un sumidero de corrupción en todo lo que a su paso hace esta revolución.


Luce penoso ver cómo grupos oficialistas, integrados en su mayoría por funcionarios públicos se niegan a participar en elecciones y en actitud separatista, pretenden proponer desde el gobierno mismo y con los recursos del Estado y largas listas de mails de funcionarios públicos una «Constituyente Gremial»


Muchos de quienes pretenden ahora promover esa «refundación» fueron integrantes activos no solo del CNP y del SNTP, sino funcionarios públicos en los gobiernos del la IV desde donde trabajaron sin que nadie les pidiera que usaran una franela blanca, verde o dejaran de participar activamente en actividades gremiales, viajes a Cuba, ex URSS, etc.


Como venezolana me gustaría saber qué opinan estos colegas de colectivos de periodistas sobre la podredumbre de PDVAL, o de la compra de medicinas y vacunas vencidas provenientes de Cuba; qué les parece que a las ruedas de prensa convocadas por funcionarios públicos no permitan la entrada de medios independientes; tampoco las que convoca el PSUV, ni qué decir de la Asamblea Nacional; qué opinan ellos que el canal de todos los venezolanos haya sido secuestrado por el gobierno; que las radios comunitarias hayan perdido su naturaleza y se hayan convertido en radios gobierneras, financiadas por el gobierno nacional para servirles de propaganda; que este gobierno haya cerrado medios de comunicación al margen de toda legalidad. ¿Qué opinan acerca de la hegemonía comunicacional que mantiene este gobierno? Cuando me lo expliquen entonces creeré en lo que ellos han llamado: «las nobles causas»


Expresan estos colectivos que quieren una Constituyente para tener salarios justos, oportunidades de empleo y jubilación; por qué no lo hacen de manera plural, o es que no todos los periodistas merecemos salarios justos y mejores oportunidades (¿). La lucha no se hace con dádivas desde el gobierno. Igualmente plantean recuperar los valores éticos; me pregunto, si recuperar valores éticos es desconocer los títulos universitarios de reconocidas universidades nacionales o es apoyar el Centro de Estudio Situacional de la Nación que a ojos de cualquier periodista sabemos que no es otra cosa que censura.


Es una descarada desmesura proponer desde la fuerza y las ventajas de un Estado benefactor la creación de nuevos medios en el edificio del CNP, en un Estado que compra conciencias a través de misiones y de la hegemonía que controla a un inmenso número de medios.


El periodista según el Artículo 43 del Código de ética «está obligado a combatir sin tregua a todo régimen que adultere o viole los principios de la democracia, la libertad, la igualdad y la justicia», el CNP seguirá en su lucha por la democracia, pero al lado de una sociedad madura, plural y dispuesta a participar. Basta de mentiras, la sociedad ya aprendió la lección y los atropellos a los medios, la falta de acceso a la información y la vulnerabilidad que vive hoy la libertad de expresión están muy claras para el país; tal vez ya sea demasiado tarde para pretender decirle al CNP: Exprópiese!
 

Biden y Venezuela: ¿qué esperar?

Por Carlos Roa (*) Cuando ha comenzado la transición presidencial en Estados Unidos –aunque el actual mandatario Donald Trump insiste en recurso...

Periodistas exigen unidad opositora para salvar la Democracia

En carta dirigida al Presidente (E) Juan Guaidó y al liderazgo opositor, más de 200 periodistas venezolanos, declaran: “Hoy más que nunca, en estos...

Con la ética, otra vez

  Por Gloria Cuenca (*) Si un daño ha hecho el socialismo del siglo XXI, contradictorios lectores, es haber olvidado y descalificado los post...

La página pesada de 2020

SECCIÓN: Sainete en cápsulas   José Luis Zambrano Padauy*   Ha sido un año trastornado. Sus dígitos auguraban mayores virtudes. Una num...

Expresión Libre exige la libertad inmediata del periodista Roland Carreño

A dos meses de su injusta encarcelación 26.12.2020.- Este 26 de diciembre se cumplen dos meses de la arbitraria detención del periodista Roland ...