Hugo Chávez, Premio Nacional de Periodismo

Fecha: 05-06-2013 11:30 PM


El colmo de la jaladera

Por Luis Zambrano
 

Ahora me entero que valerse del poder, acomodar leyes a su antojo para servirse de los medios, gastar millonarias sumas de dólares en transmisión de  8 o 10 horas, con el propósito de  manipular a todo un país mediante un lenguaje fallo de escrúpulos,  lo llaman periodismo.
 

No me referiré a los  que tuvieron tan desatinada idea de premiar a Hugo Chávez con el  Premio Nacional de Periodismo, reservado solo a  periodistas reporteros y comunicadores visuales, pero si tengo que hablar del personaje objeto de ese elogio.
 

Y comparar a  Chávez con Simón Bolívar bajo la óptica de la comunicación o el periodismo, es igual de disparatado. Bolívar escribió importantes documentos políticos como La carta de Jamaica entre otros  que fueron la guía de nuestra emancipación. Y todos esos recursos de comunicación como el Correo del Orinoco, que por cierto,  salió a la luz el 27 de junio de 1818 fueron financiados con dineros propios, porque a decir verdad, eran oligarcas y tenían dinero.
 

Casi dos siglos después en medio de tantos avances tecnológicos y  sin restarle importancia a sus cualidades histriónicas,  es bien traído por los pelos otorgarle un premio de periodismo a Chávez, quien  al  administrar grandes sumas de dinero, embolsillarse a las Fuerzas Armadas,  apoderarse de los Poderes del Estado y hacerse  a la medida una  legislación que le diera poder a su palabra, su única   hazaña  fue crear una hegemonía comunicacional solo para reforzar su megalomanía, blindarse  culto a la personalidad,   hacerle propaganda e impulsar el comunismo, maltratar y dividir a los venezolanos y mentir a su verdadero antojo.
 

Esos son a juicio de miles de periodistas  los  verdaderos méritos del finado como comunicador a través de la vasta red de los medios públicos y privados,  obligados a transmitir bajo amenaza de cierre o de  sanciones pecuniarias elevadas. Desde esa premisa,  que el jurado lo  halló merecedor de tan distinguido galardón,  le   falta el respeto a Mario Silva, a Earle Herrera, a Diosdado Cabello, a Nicolás y a otros más del régimen que han sido iguales de laxos con la palabra. Ellos también se lo merecen.
 

Premiar al Comandante después de ordenar por la fuerza el cierre  de   Radio Caracas Televisión  junto a otros  otras 35 medios de comunicación con un  saldo de  más de  cinco mil desempleados, me dice que obedece   una decisión forzada desde arriba para seguirle brindando tributo a un mortal, que la única enseñanza que no deja es que no podemos volver a elegir como mandatarios a  falsos mesías,  malignos  autócratas  o  militares traidores a la patria. Seguro  que el jurado  lo hizo con el cejo fruncido y la boca apretada.

 

La página pesada de 2020

SECCIÓN: Sainete en cápsulas   José Luis Zambrano Padauy*   Ha sido un año trastornado. Sus dígitos auguraban mayores virtudes. Una num...

Expresión Libre exige la libertad inmediata del periodista Roland Carreño

A dos meses de su injusta encarcelación 26.12.2020.- Este 26 de diciembre se cumplen dos meses de la arbitraria detención del periodista Roland ...

El año del miedo y el silencio, pero también el de reinventarse

2020 quedará en la historia como un tiempo de retos para la medicina que ha tenido que plantársele a un virus que llegó de Wuhan y que no sólo ha a...

Régimen de Maduro arremete a fondo contra las ONGs

Por Gregorio Salazar (*) Una tragedia tras otra, un golpe tras otro, Venezuela vive nuevos momentos de profunda consternación tras el naufragio ...

Expresión Libre se une al duelo nacional 

Expresión Libre se une al duelo nacional  por la tragedia marítima que costó la vida a 19 venezolanos    Expresión Libre se une al duelo q...