La Carta de Luis

Fecha: 28-01-2009 11:30 PM


Caracas, 28 de enero de 2009.

Ciudadanos
Presidente y Junta Directiva Nacional del Colegio Nacional de Periodistas.
Secretario General Seccional Caracas del C.N.P.
Secretario General y directiva del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa

Distinguidos colegas:

Me complace dirigirme a ustedes en la oportunidad de transmitirle mis apreciaciones en torno a lo considerado en la asamblea gremial efectuada la pasada semana en la Fundación Cultural Chacao, en la cual se discutió, entre otros temas, la toma de posición pública de los gremios de la prensa ante la coyuntura que nos impone el venidero referéndum constitucional a realizarse el próximo 15 de febrero

Como ustedes recordarán, la Secretaría General Seccional Caracas propuso un documento titulado “Votar por la Democracia”, el cual fue calificado de “tibio” por una colega y de inoportuno por otros, ya que, en opinión de algunos, suponía la toma de posición institucional del CNP por la opción del NO para el referéndum. Ante esta disyuntiva, se planteó la preservación del perfil institucional del Colegio, manteniendo su neutralidad ante este evento, independientemente de la opción que cada periodista, individualmente, asuma.

Aunque la asamblea no se pronunció en un sentido o en otro, pareció prevalecer el criterio de la neutralidad defendido en principio por el colega Mario Villegas y apoyado por Beatriz Adrián entre otros, ya que, efectivamente, no hubo pronunciamiento alguno.

Ante esta tácita decisión del gremio, deseo manifestar mi inconformidad, (no expuesta en la asamblea por razones de tiempo) pues los razonamientos expuestos partieron del supuesto de que esta gestión es una democracia formal, lo cual es muy cuestionable, e igualmente cabe preguntarse si podrá el gremio periodístico preservarse indemne de ganar el SI. La respuesta a esta interrogante no requiere mayor perspicacia, pues ya ha sido adelantada por grupos oficialistas como el movimiento “Periodistas por la verdad” quienes en documento publicado en la prensa en junio de 2008 abogaron por la literal desaparición del CNP, proponiendo una reforma de la Ley de Ejercicio que abra las compuertas al ejercicio ilegal e incluya en el CNP a los llamados comunicadores comunitarios o populares o alternativos. Esto podría parecer risible si no estuviera avalado por figuras como Eleazar Díaz Rangel y los diputados Desiree Santos y Earle Herrera, entre otros. Resulta obvio, pues, lo que sería del CNP y los demás gremios de la prensa de ganar el SI.

Presumo que las más de mil agresiones de diversa índole a periodistas y reporteros gráficos, documentadas y denunciadas ante organismos internacionales no son suficiente indicio para imaginar cual será el destino de la prensa y sus trabajadores de prolongarse este estado de cosas de forma indefinida.

Imaginamos que el cierre de RCTV y los atentados contra medios como Globovisión, El Nacional, El Nuevo País, El Correo del Caroní, la multa a “Tal Cual” y los atentados y cierres de emisoras de radio, TV y periódicos regionales no son una muestra suficientemente explícita de lo que espera al periodismo independiente de ganar el SI el venidero referéndum.

 Pensamos también que el cierre de las oficinas de prensa en numerosísimas instituciones públicas centralizando la información (es decir, propaganda) en el Minci no nos da una cabal idea de lo que supones el atornillamiento en el poder generado por un eventual triunfo del SI.

Si estos modestos indicios no nos hacen presumir el futuro, convendría observar apenas una muestra del periodismo que este gobierno aspira, sólo con ver “La Hojilla”, “Dando y Dando” o “Los Papeles de Mandinga”, por sólo citar algunos ejemplos eminentes. Ante este panorama, es comprensible que se deba reformar no sólo la Ley de Ejercicio del Periodismo y su código de ética, sino que tendremos que replantear todo lo que significa el periodismo y la libertad de expresión.

Me cuesta creer que la mayoría de nosotros no tenga claro todo lo que el país se juega el 15 de febrero. Me resisto a pensar que alguno de nosotros esté jugando al tonto útil proponiendo la desmovilización del gremio ante una amenaza cierta contra su razón misma de ser que es la libertad y la democracia, pues eso, exactamente eso, es lo que está en juego en esta desigual competencia a la cual nos obliga el gobierno.

Los trabajadores y los gremios de la prensa estamos ligados a todas las luchas por la democracia en Venezuela. No hace falta recordar la Huelga de la prensa contra Pérez Jiménez o las marchas contra la censura con las insignias del colegio y del sindicato en la época de Lusinchi y de Pérez II. ¡Por qué ahora no?... ¿Estamos acaso mejor que antes?

 Diversas instituciones se han pronunciado: rectores, academias e incluso, la Iglesia echó a un lado su proverbial prudencia para decir institucionalmente NO a lo que se nos propone. A veces la prudencia puede confundirse con la complicidad o una actitud timorata. En 1811, ante el Congreso Constituyente de Caracas, Simón Bolívar afirmó: “Vacilar es perdernos”. Nunca como hoy una frase cobra tanta vigencia.

Distinguidos colegas. Con el altísimo respeto que me merecen los criterios expresados en la asamblea de la semana pasada, insto a ustedes, como dirección gremial, a evaluar la gravedad del momento y las consecuencias que un error u omisión nos acarrearía. En síntesis. El Colegio Nacional de Periodistas debe pronunciarse, fiel a su compromiso de defensa de las libertades, a su tradición de lucha y a sus valores, por la libertad, la democracia y por la defensa de la constitución.

Reciban un solidario saludo gremial

Atentamente:

 
Luis M. García P.

C.N.P. 4914

Cero a la izquierda

Por Carlos Roa (*) Si en algo han salido reprobadas las utopías izquierdistas que se han diseminado como la plaga por nuestro continente, ha sid...

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...