La libertad de expresión en terapia intensiva

Fecha: 18-11-2013 11:30 PM


Silvia Alegrett, CNP 136 / Coordinadora General de Expresión Libre

 

 Comenzando a escribir este artículo me informaron que el colega Omar Lugo director hasta hoy de “El Mundo, economía y negocios”, fue despedido por la portada que publicó ese diario el pasado 15 de noviembre, haciendo referencia a la caída de nuestras reservas internacionales pero con el tino periodístico de colocar como ilustración el típico aviso de “Rebajas” que se utiliza cuando se hacen grandes ofertas, lo que por supuesto conectó esta noticia con la rebatiña fomentada por el gobierno, primero en los comercios de electrodomésticos y luego en tiendas de ropas (sobre todo en las que se venden marcas famosas).

Este despido encaja perfectamente en el cumplimiento sumiso de muchos dueños de medios de autocensurarse por el temor de ser multados, o que se les abran procesos judiciales, administrativos y pare usted de contar.  

En el caso de la Cadena Capriles, empresa a la que pertenece El Mundo economía y negocios (hoy en nuevas manos, algunas de ellas conectadas a la banca privada, lo que va contra la ley), hemos conocido de buena fuente que se ha instalado un personaje siniestro, que siendo periodista y alguna vez ferviente luchadora gremial, que se rompía las vestiduras en nombre de la libertad de expresión, en la actualidad recorre en las tardes los periódicos de esta cadena revisando titulares, ¿qué tal? La típica censora de cuando la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.  

Esta lamentable y vergonzosa situación se suma a las agresiones a periodistas y medios de comunicación, al cierre de algunos medios y programas de opinión por presiones económicas y políticas, a la prohibición  de la publicación de ciertas palabras como “desabastecimiento” en notas de prensa, a las multas y juicios por la publicación de fotos con la excusa de que generan zozobra, a la prohibición de hablar del valor del dólar paralelo, entre muchas acciones llevadas a cabo por el gobierno nacional en abierta violación al derecho de los venezolanos de estar informados y de expresarse libremente.

Todo esto se ve reflejado en las cifras que brinda la ONG Espacio Público, cuando dice que es preocupante el incremento de la censura de las opiniones contrarias al gobierno, convirtiéndose en la violación más frecuente de la libertad de expresión en Venezuela, 71 casos en nueve meses. La gravedad se puede percibir cuando  esta organización compara esta cifra con los 38 casos para el mismo período en el 2012, lo que significa un incremento de 87%.  

Nada de esto es fortuito, todo se enmarca en la tan deseada hegemonía comunicacional para la definitiva instauración de un gobierno totalitario.


 

 

 

 

La página pesada de 2020

SECCIÓN: Sainete en cápsulas   José Luis Zambrano Padauy*   Ha sido un año trastornado. Sus dígitos auguraban mayores virtudes. Una num...

Expresión Libre exige la libertad inmediata del periodista Roland Carreño

A dos meses de su injusta encarcelación 26.12.2020.- Este 26 de diciembre se cumplen dos meses de la arbitraria detención del periodista Roland ...

El año del miedo y el silencio, pero también el de reinventarse

2020 quedará en la historia como un tiempo de retos para la medicina que ha tenido que plantársele a un virus que llegó de Wuhan y que no sólo ha a...

Régimen de Maduro arremete a fondo contra las ONGs

Por Gregorio Salazar (*) Una tragedia tras otra, un golpe tras otro, Venezuela vive nuevos momentos de profunda consternación tras el naufragio ...

Expresión Libre se une al duelo nacional 

Expresión Libre se une al duelo nacional  por la tragedia marítima que costó la vida a 19 venezolanos    Expresión Libre se une al duelo q...