Ley de Delitos Mediáticos: primer paso para la Policía del Pensamiento

Fecha: 29-07-2009 11:30 PM


Comunicado del CNP

La Junta Directiva Nacional del CNP emitió un alerta ante la presentación del proyecto de Ley de "Delitos Mediáticos" ante la Asamblea Nacional

El Colegio Nacional de Periodistas quiere hacer un nuevo llamado de alerta a todos los venezolanos  ante las terribles consecuencias que para la vida cotidiana de todos tendría la eventual aprobación de la  denominada Ley de Delitos Mediáticos, propuesta por la Fiscal Luisa Ortega Díaz
 
Una iniciativa que colocaría  a los ciudadanos a un paso de ser penalizados por tener opiniones y hacerlas públicas, perfectamente enmarcada dentro de un ataque orquestado por todos los instrumentos estatales para amedrentar a la población e instarla a que haga silencio: el cerco en contra de las emisoras de radio que no repiten las consignas oficiales; la promoción de una nueva ley de periodismo; el hostigamiento a televisoras y periódicos y la criminalización de la disidencia política.           
           
¿Qué entiende la Fiscalía por Delito Mediático? ¿El uso deliberado de un adjetivo? ¿Una apasionada polémica pública entre dos articulistas? ¿La parodia política de un humorista? ¿La publicación de una denuncia que afecte intereses sacrosantos? ¿Las cifras sobre las índices de criminalidad? ¿Las criticas ante los excesos de un poderoso?
 
Ninguno de estos elementos amerita la formulación de una propuesta de este calibre, ni aquí ni en ninguna parte.  No la han merecido, ni la merecen, los venezolanos. Ni los que hoy están en el gobierno y en el pasado fueron oposición, ni los que están hoy en la oposición y aspiran a ser gobierno.  Venezuela tiene suficientes instrumentos legales para penalizar la injuria y la difamación. Toda sociedad que ame la libertad tiene una moral pública en la cual se preferirá pecar por exceso que por defecto.     
 
Se queja la fiscal porque los medios  "interfieren en nuestra vida" y que estos "no pueden ser utilizados para cometer hechos punibles, tampoco para generar alteración de la paz social o del orden público, ni pueden generar clima de inseguridad”
 
Venezuela vive una difícil hora en la cual la violencia social y política está la orden del día; con una severa crisis de los servicios públicos y una inflación que se come los ingresos de los venezolanos. La labor de los periodistas responsables, editores, y medios en general, su deber más sagrado, es informarlo y denunciarlo. Los medios no existen para calmarle el estrés, ocultarle los hechos o servirle de enfermeros a los funcionarios públicos.
           
Un instrumento para penalizar las informaciones que molesten al estado y puedan ser tipificadas de delitos sólo servirá para colocar a la ciudadanía a merced de funcionarios abusadores que, prevalidos de su poder, se sentirán con derecho a amenazar o enviar a la cárcel de forma discrecional a quienes fijen posiciones editoriales haciendo uso de un derecho consagrado en la Constitución.  

 Aún si las intenciones de la Fiscal Ortega fueran las mejores, en este momento nos está recordando la tristemente célebre figura orwelliana de la “policía del pensamiento".

Caracas, 30 de julio 2009

En este acto por la libertad de expresión: Francisco Bautista (Kico), Desirée Santos y Vladimir Villegas. En otros tiempos, todos unidos luchaban por el derecho a la libertad de expresión. Hoy, la diputada Santos, justifica una Ley de Delitos Mediáticos.

 

 

Cero a la izquierda

Por Carlos Roa (*) Si en algo han salido reprobadas las utopías izquierdistas que se han diseminado como la plaga por nuestro continente, ha sid...

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...