Liquidación total

Fecha: 15-05-2020 11:35 AM


[email protected]

La derrota momentánea del corona virus  estaría cerca -la total bastante lejos-, en menos días que los meses que tardó en propagarse, debido a lamentables omisiones de la dictadura comunista de la China. Se denuncia el fatal hermetismo característico de temores a la propaganda adversa,  a través de  restricciones al flujo libre de informaciones. Como tranca adicional habría que sumar el retraso  oficial de ese  régimen,  surgido de la posición a la defensiva en la banal discusión sobre su virtual culpabilidad como propagador de la pandemia, en vez de apurar soluciones creíbles para mitigar los daños causados.

Verdaderamente indiscutible es que el número de muertes, de contagiados, y de tratamientos inútiles solo se logró reducir cuando las noticias circularon con escasas restricciones entre continentes, dentro de cada nación y poblados más pequeños, para detener la expansión principalmente, con la conveniente e inédita declaratoria de cuarentena mundial.  El tomar en serio los anuncios de catástrofe permitiría la salvación a quienes se opusieron a las juergas públicas  y a esa desalmada desconsideración que agregaría muertes por aparente trastorno demencial.
La liquidación total continuará en suspenso sin embargo, mientras dure la humanidad y las malas prácticas repetidas con carencia del mínimo pudor, en momentos de extrema gravedad universal. La esperanza de sobrevivir dependerá en lo adelante del esfuerzo por combatir a quienes persiguen la esclavitud de los demás —sin derecho al pataleo—, y el robo del dinero público como forma impune de subsistencia de la delincuencia organizada. El antídoto por probar exigiría sacar de raíz la opacidad para reconstruir un universo sustentable que albergue a sobrevivientes de cada calamidad por venir, vacunados contra la domesticación inducida por profesionales de conspiraciones.
La alcancía requiere estar bloqueada a cuanto se empaqueta con poca transparencia, y de manera inviolable si hubiera sospecha de daños colectivos por mentiras deliberadas. Con gran parecido al lamentable efecto cuarentena, el cantante, músico y compositor argentino, “Vicentico”, asimismo cofundador y vocalista de la banda Los Fabulosos Cadillacs, cierra con música el comentario de hoy, con su tema “La Libertad”…

 

https://youtu.be/FBBZKdc5Fvc

Audio narrativo y musical en:

https://youtu.be/6VIgGpzetmk

Oir “Que vuelva” con Juan Valderrama y Miriam Cantero

https://youtu.be/QGrZxOxoar4

 

   

* Las anteriores entradas de la columna  ALCANCIA, se hallan en https://comunicadorcorporativo.blogspot.com/

Description: H:\ACENTO NEWS\Logos\me.jpg https://about.me/fernandez.josue

 

 

blog comments powered by Disqus

!Delincuentes, jamás ¡

Por Gloria Cuenca (*) El periodismo, comunicación social, es una hermosa profesión.

El virus que ataca las libertades

Por Mayte Navarro (*) En esta larga cuarentena se ha explotado el miedo en todas sus facetas, miedo a encontrarse con el otro para no contaminarse y no correr el riego a morir, especialmente en países como Venezuela, cuyo sistema sanitario es tan precario y enfermarse es casi una sentencia a muerte.

Otros 20 días de desmanes dictatoriales

Por Gregorio Salazar (*)   En el lapso comprendido entre el viernes 19 de mayo, cuando la negativa del régimen a aceptar la salida de la parrilla de Directv de Globovisión y PDVSA TV propició el cese de las operaciones de ese servicio en Venezuela, hasta el domingo 7 de junio cuando fue censurada una publicación de El Nacional, presenciamos una escalada autoritaria que ha golpeado de manera muy severa y preocupante a la ciudadanía y a la democracia venezolana en varios frentes.