Ni con golpes callarán a los periodistas

Fecha: 13-08-2009 11:30 PM


Jesús Segovia / CNP Trujillo

No nos cruzaremos de brazos ni nos colocaremos un candado en la boca, por el contrario, los periodistas venezolanos seguiremos denunciando y repudiando los atropellos de un gobierno que todos los días abusa del poder y pisotea la Carta Magna

Aunque repartan golpes, plomo, palazos y patadas, las bandas armadas del régimen chavista y sus represivos cuerpos policiales no callarán a los periodistas venezolanos que diariamente ejercen el sagrado derecho de informar y portan la bandera en defensa de la libertad de expresión, pensamiento y opinión.
 
Sólo aquellos que no tienen razón apelan a la fuerza, a los golpes, tiros y bombas lacrimógenas para reprimir a quienes abogan por una sociedad democrática que no sea pisoteada por las acciones autoritarias y dictatoriales del presidente Hugo Chávez y de sus acólitos que le dicen amén en la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia, la Fiscalía General de la República, la Contraloría General, la Defensoría del Pueblo y otras instituciones viciadas por el celestinaje y el culto a la personalidad.
 
Todos los factores democráticos venezolanos tenemos que rechazar de manera firme y contundente las agresiones que un grupo de chavistas violentos le propinaron el jueves 13 de agosto a doce periodistas de la Cadena Carriles que entregaban volantes en protesta contra la Ley Orgánica de Educación que ayer en la madrugada, entre gallos y medianoche aprobó la sumisa Asamblea Nacional.
 
Igualmente condenamos las arremetidas violentas de esos grupos oficialistas y de la Policía Metropolitana contra cientos de personas que en las adyacencias del Parlamento Nacional ejercían el derecho de expresar su desacuerdo con la citada ley.
 
No nos cruzaremos de brazos ni nos colocaremos un candado en la boca, por el contrario, los periodistas venezolanos seguiremos denunciando y repudiando los atropellos de un gobierno que todos los días abusa del poder y pisotea la Carta Magna, convirtiéndose en un régimen dictatorial.
 
El derecho a la protesta está consagrado en el texto constitucional, igual los derechos políticos y civiles, no permitamos que nos sometan, en esa lucha deben dar la cara los periodistas. No nos callemos porque la censura es la negación del periodismo y la autocensura es la negación del periodista.
 
Llegó el momento de que prevalezca la vocación cívica y democrática de los venezolanos para impedir que continúe avanzando la siembra de odios y resentimientos del mandamás de Miraflores.
 
Lo único que hace falta para que triunfe el mal, es que la gente buena no haga nada para evitarlo. No lo olvidemos.
 
 
Licenciado Jesús Segovia
Secretario de Organización
del CNP, Seccional Trujillo

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...

En este país es necesario “construir enemigos”

Por Elsy Manzanares (*)   Construir un enemigo en un país como el nuestro, donde se vulneran los derechos humanos, la mentira es “un parte de...