Periodista pago 45 días de prisión por reclamar servicios para sus vecinos

Fecha: 24-08-2017 07:35 PM


Por. Luis Zambrano*

Tras permanecer  mes y medio en la prisión militar de Ramo Verde en Los Teques, Estado Miranda, el periodista y líder comunitario Carlos Julio Rojas fue puesto en libertad por los Tribunales Militares, con medida cautelar de presentación cada 30 días en Fuerte Tiuna.

El 9 de julio del 2017, el Fiscal Militar imputó a Carlos Julio Rojas, ante el Tribunal Segundo de Control  por los delitos de rebelión militar, traición a la patria y sustracción de cinco granadas, cuando en realidad el día 7 de julio cuando Rojas fue detenido en San Bernardino lo que cargaba en una bolsa plástica  era un kilo de papas.

Al momento de  la detención de  Carlos Julio Rojas, los testigos fueron Armando Díaz Zabala y Omaira Margarita Fernández, presuntos Patriotas Cooperantes de la parroquia La Candelaria y miembros de un colectivo del sector.  Díaz Zabala ha amenazado de Muerte a Rojas, por su activismo social en favor de los residentes de La Candelaria, quienes diariamente sufren la acción del hampa, los cortes de luz, la falta de agua y los montones de basura que no recoge el alcalde Jorge Rodríguez. Ninguno de los delitos imputados guarda relación con la vida y conducta del detenido.

Como hubo varias protestas de los residentes de La Candelaria, casi a las puertas del Ministerio del Interior  en Plena  avenida Urdaneta, lo cual trancó a Caracas, se ordenó la captura de alguno de los líderes del grupo y el más a la mano porque vive muy cerca fue Carlos Julio Rojas. Para ello, la policía uso a los llamados Colectivos y Patriotas Cooperantes que conocían a Carlos Julio y dos de ellos fueron testigos de la captura, mientras que otros tres le mantuvieron seguimiento por lo menos 15 días después de la última protesta.

Durante  la corta pero difícil prisión  los familiares de Rojas, especialmente su mamá Sol Rojas denunció que a su hijo lo torturaron y solo le daban comida al equivalente de 60 gramos por día.

El líder comunitario, es además periodista de las nuevas generaciones y pertenece a la ONG Expresión Libre, desde donde se hizo seguimiento al caso, lo que incluyó, sendas cartas tanto a la Defensoría del Pueblo  como a la Dirección de Derechos Fundamentales del Ministerio Público, en la cual se denunciaba la detención y acusación arbitraria contra Carlos Julio y otros tres periodistas de provincia. Dos campañas Twitter se hicieron a su favor lo cual mereció  rebote internacional.

Desde el momento cuando se supo la liberación de Carlos Julio Rojas, todos los miembros de Expresión Libre, manifestaron su alegría a través de las redes sociales y esperan una reunión pronta para conocer más detalles del juicio. La Gráfica muestra al Carlos Julio con sus familiares y abogado minutos despues de salir en libertad.

 

* Miembro de Expresión Libre.

La página pesada de 2020

SECCIÓN: Sainete en cápsulas   José Luis Zambrano Padauy*   Ha sido un año trastornado. Sus dígitos auguraban mayores virtudes. Una num...

Expresión Libre exige la libertad inmediata del periodista Roland Carreño

A dos meses de su injusta encarcelación 26.12.2020.- Este 26 de diciembre se cumplen dos meses de la arbitraria detención del periodista Roland ...

El año del miedo y el silencio, pero también el de reinventarse

2020 quedará en la historia como un tiempo de retos para la medicina que ha tenido que plantársele a un virus que llegó de Wuhan y que no sólo ha a...

Régimen de Maduro arremete a fondo contra las ONGs

Por Gregorio Salazar (*) Una tragedia tras otra, un golpe tras otro, Venezuela vive nuevos momentos de profunda consternación tras el naufragio ...

Expresión Libre se une al duelo nacional 

Expresión Libre se une al duelo nacional  por la tragedia marítima que costó la vida a 19 venezolanos    Expresión Libre se une al duelo q...