¿Quién responde por el atropello contra Isnardo?

Fecha: 24-09-2018 06:39 PM


Una vez más los abusos del gobierno nacional recaen sobre la prensa y los periodistas atentando contra LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

Esta vez le tocó al colega Isnardo Bravo, periodista comprometido con la verdad y el equilibrio de la información, quien fue detenido en el Aeropuerto de Maiquetía cuando salía de viaje familiar con su hija, y sin ninguna razón, fue llevado a la sede del DGCIM de Boleíta para responder a un interrogatorio durante 9 horas.

El insistente acoso contra los periodistas y los medios es innegable en Venezuela y la ONG Expresión Libre expresa su total rechazo a estos actos que violan tanto nuestra propia Constitución Nacional como los más elementales principios de respeto a los Derechos Humanos, como lo es la liberad de expresión.

INFORMAR NO ES DELITO, es uno de nuestros lemas y seguiremos manteniéndolo hasta que las autoridades gubernamentales lo entiendan; porque el principio democrático se sustenta tanto en el derecho de los ciudadanos a estar informados, lo que se logra con el trabajo de los periodistas a través de los medios de comunicación, como el derecho a expresarse libremente utilizando para ello la radio, televisión, los diarios y las redes sociales.

Dejamos constancia como defensores de todas las libertades que deploramos este hecho y cualquiera que atente en contra de los periodistas, reporteros gráficos, camarógrafos y medios de comunicación.

A la hora de redactar este comunicado, ya nuestro colega está en libertad, pero nos preguntamos ¿Quién responde por esta arbitraria detención? ¿A su tiempo perdido? ¿Al miedo que pudo haber sentido su hija al ver retenido a su padre? ¿A un viaje familiar frustrado? En conclusión, a un abuso y a una detención que no tenía por qué haber sucedido.

En Caracas, 24 de septiembre del 2018

Teléfono de contacto: 0414-2840682

blog comments powered by Disqus

!Delincuentes, jamás ¡

Por Gloria Cuenca (*) El periodismo, comunicación social, es una hermosa profesión.

El virus que ataca las libertades

Por Mayte Navarro (*) En esta larga cuarentena se ha explotado el miedo en todas sus facetas, miedo a encontrarse con el otro para no contaminarse y no correr el riego a morir, especialmente en países como Venezuela, cuyo sistema sanitario es tan precario y enfermarse es casi una sentencia a muerte.

Otros 20 días de desmanes dictatoriales

Por Gregorio Salazar (*)   En el lapso comprendido entre el viernes 19 de mayo, cuando la negativa del régimen a aceptar la salida de la parrilla de Directv de Globovisión y PDVSA TV propició el cese de las operaciones de ese servicio en Venezuela, hasta el domingo 7 de junio cuando fue censurada una publicación de El Nacional, presenciamos una escalada autoritaria que ha golpeado de manera muy severa y preocupante a la ciudadanía y a la democracia venezolana en varios frentes.