Terminen la injusticia: liberen a los presos políticos

Fecha: 20-10-2009 11:30 PM


La nota de Dalia Gutiérrez

Ningún preso debe tener privilegios, pero ninguno debe estar preso sin que se tenga pruebas y no por la orden de alguien, aunque ese alguien sea el Presidente del país, o por lo menos sugerido por él.

¿Cuál delito cometió el periodista Gustavo Azocar en Táchira?, pues ninguno. No tiene que cometer algún delito, para estar preso, pues en nuestro país no y con este régimen autoritario menos. Y si se está preso, ¿cómo se hace para salir de prisión? en menos de tres meses, la respuesta es muy sencilla: es delincuente ex profeso, confeso, público y notorio, pero por encima de todo: ser chavista y apoyar el régimen contra viento y marea; total, al final sabrás que nunca pagarás por ningún crimen.


El que tenga dudas de lo que aquí digo le recomiendo que haga una investigación, no muy profunda, porque no es necesario, sobre el caso del periodista Gustavo Azocar, en el Táchira, y la delincuente, perdón dirigente, Lina Ron, a quien todos los televidentes pudieron ver con sus propios ojos y escuchar con sus propios oídos, cometer un delito que está claramente tipificado por nuestras leyes. Auspiciada, mandada, misión asignada o no, fue público y notorio el delito que cometió. Aún nos preguntamos si realmente estuvo en algún momento “presa” o detenida, mucha gente que trabaja en los alrededores de la Dirección de Inteligencia Miliar (DIM), aseguran haberla visto por esos lares tranquila, caminando de lo más risueña.


La señora Ron, sin dudas, debería estar detenida y pagando pena en la cárcel de mujeres en Los Teques, pero está bien, que la juzguen en libertad, pero también nos preguntamos ¿y el señor Eligio Cedeño? para cuándo lo van a liberar y colocar en régimen de presentación ¿Y los otros presos políticos: Richard Blanco y los once trabajadores de la Alcaldía Metropolitana, los presos de Chávez, los juzgados y sentenciados sin pruebas reales de ningún tipo?
Ante estas arbitrariedades, en contra de todos estos presos políticos, no queda más que exigir la liberación de todos ellos, sin excepción, porque la justicia no puede ser de una manera para unos y de otra manera para otros. Ningún preso debe tener privilegios, pero ninguno debe estar preso sin que se tenga pruebas y no por la orden de alguien, aunque ese alguien sea el Presidente del país, o por lo menos sugerido por él.

Dalia Gutiérrez

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...

En este país es necesario “construir enemigos”

Por Elsy Manzanares (*)   Construir un enemigo en un país como el nuestro, donde se vulneran los derechos humanos, la mentira es “un parte de...