Tiempo de cordura

Fecha: 31-08-2020 02:26 PM


Por Elsy Manzanares F. (*)

Las decisiones conjuntas del régimen con sus “expertos en covid-19” de hacer una semana de cuarentena radical y otra de flexibilización, parecieran una goma de mascar adaptable a cualquier circunstancia, muy especialmente en las actuales cuando el confinamiento contribuye a desparecer circunstancialmente a líderes para acomodar y reacomodar piezas con miras a lo que se prepara para diciembre próximo, que a los ojos de Venezuela toda, lo que se cocina es algo muy ácido para el país.

En este escenario está la mesita de noche, pero también esa parte de “la oposición” que busca como colarse entre los dedos de una democracia cadáver haciéndonos creer que hay buenas intenciones y no son más que una nueva fuerza del debilitado régimen.

En todo este panorama Guaidó intenta, lo que aparentemente es lo único que nos corresponde hacer a los demócratas, buscar LA UNIDAD entre todos los líderes y partidos de la oposición reconocida, esta vez a través de una consulta donde los venezolanos le digamos un no rotundo a la dictadura y lograr finalmente unas elecciones limpias, solo así podríamos hablar de reconstrucción de un país que está en el suelo, desde lo más elemental, pasando por su infraestructura, absolutamente todos sus servicios y quizás lo más grave, sus valores. Que además se unen las desgracias causadas por la pandemia, que no es poca cosa, la desinformación —con sus respectivas amenazas a medios y periodistas— ante este tema tan delicado sobre el verdadero número de muertes por el virus, las condiciones de los contagiados en hospitales y en lugares no aptos para tal confinamiento.

Frente a todo este panorama, mantener a la población confinada parece lo más viable, por ahora, porque hay mucha tela qué cortar, piezas qué ajustar, silencios qué comprar para que en diciembre todo salga redondito.

Pero hay un esfuerzo importante donde todos deberíamos sumar y es el que hace el presidente interino Juan Guidó para diseñar una estrategia conjunta que apunte a una consulta popular, apoyada por la comunidad internacional, sin embargo, no falta quien pretenda proponer salidas que están totalmente fuera del control de los venezolanos. Pareciera que más de 20 años no han sido suficientes para demostrarnos que los shows políticos y el protagonismo es parte importante de lo que nos ha traído a este barranco que estamos padeciendo.

Una vez más es el momento de la cordura, la unidad es fundamental para poder abrir una ventana de luz a este país que tiene años de lucha en su haber y un dolor por muerte, hambre, desolación, migración, enfermedades y mentiras impuestas por esta dictadura.

El venezolano está agotado, pero no por ello debemos dejar de lado el derecho que tenemos a seguir luchando para lograr nuestra libertad. Ojalá los líderes vean más al pueblo, sus demandas y su sufrimiento y bajen su emocionalidad para poder construir juntos una unidad que nos permita salir de una vez por todas de esta terrible etapa de nuestra historia.

(*) Miembro de Expresión Libre

La diáspora de la libertad de expresión

Por Silvia Alegrett (*)   Se habla mucho de la diáspora y de todo lo que ha significado para el país perder a más de cinco millones de sus ci...

Día Internacional por el Acceso Universal a la Información 2020

Por Edgar Cárdenas (*) La Organización de las Naciones Unidas estableció que la conmemoración del Día Internacional por el Acceso Universal a la...

El grito que nadie escucha

Por Carlos Roa (*) Si en algo hemos progresado los venezolanos en nuestra lucha por el país, es en el entendimiento por parte de la comunidad in...

Periodismo y exilio

  Eduardo Orozco   De los 5 millones de venezolanos que se han visto obligados a vivir, o sobrevivir,  fuera del país, se calcula que hay ...

Cabalgando sobre muertos…

  Por Luis Zambrano (*) No vemos los muertos, pero los sentimos por el llanto de sus familiares. Pensábamos que para esta fecha de septiembre...