Tiempos oscuros para el periodismo venezolano

Fecha: 24-03-2019 01:22 PM


Por Elsy Manzanares

Abrir espacios para imaginar la Paz es un derecho posible

eneltapete.com / 23-03-2019


Los días que vive Venezuela enmarcada en una de las más grandes crisis de toda la región, no solo se reflejan en la escasez de alimentos, medicinas y servicios públicos en general, sino en la falta de información, y esta es quizás, la más grande escasez que vivimos los venezolanos.


La censura, la autocensura, la represión contra periodistas, robos de sus equipos, deportaciones, allanamientos a medios, cierres definitivos y un sin fin de daños y acoso en contra de medios y periodistas han hecho que, en los últimos años, ejercer el periodismo en Venezuela sea una profesión de alto riesgo.


En las últimas dos semanas, casos como el de los colegas Luis Carlos Díaz, Rafael González, hermano de la periodista Mayra González, quien fue detenido arbitrariamente por asistir a un equipo de CNN y luego privado de libertad; la liberación del periodista alemán, quien estuvo 4 meses detenido y la golpiza que le propinaron al colega polaco Tomasz Surdel, quien trabaja como corresponsal en Caracas para el periódico GazetaWyborcza, además de un anuncio de huelga de sangre del colega Jesús Medina; ocupan espacios y campañas de denuncias en las redes sociales.


El Colegio Nacional de Periodistas ha protagonizado,a través de la Seccional Caracas y bajo la coordinación de Edgar Cárdenas, un impecable trabajo de defensa y seguimiento a los casos de todos estos colegas, junto al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa.


Las consecuencias sin duda de lo que estamos viviendo, son elblock out informativo del cual somos víctimas todos los ciudadanos.


Ante estas arbitrariedades, organizaciones nacionales e internacionales están verdaderamente preocupadas por la situación de periodistas y medios en Venezuela y lo han manifestado de muchas maneras.


Recientemente, en representación de la ONG Expresión Libre, comunicadores por la paz y la democracia asistí a una reunión en Bogotá, con algunas organizaciones preocupadas por la realidad del periodismo en el país y la seguridad del periodista; se habló allí de las posibilidades de crear mecanismos de emergencia para apoyo a la prensa; así como crear una serie de protocolos, soporte legal y talleres on line que ayuden al periodista a ejercer con mayor tranquilidad su profesión.

Dónde estamos en este momento en materia informativa


No es difícil imaginar qué ante esta falta de información, los rumores crecen y dan espacio a las fakesnews, lo que se ha convertido en los últimos tiempos en una dinámica cotidiana, muy especialmente a través de las redes sociales.


Para los periodistas oficialistas, los medios independientes (los que sobreviven) no son equilibrados y usan la información como espacios para hacer política; para los periodistas independientes, la opinión es similar, pero en la otra vía, agregando que los medios del Estado están secuestrados por la política gubernamental convirtiéndolos en vehículos de propaganda.


En este estado de cosas, la situación es compleja y se hace difícil de superar. No hay confianza y aparentemente, tampoco posibilidades de diálogos entre las dos miradas que dividen y polarizan al país desde hace ya casi 20 años.


Venezuela se debate hoy entre una sociedad que aspira un cambio y unos medios divididos entre oficialistas y periodistas que informan desde nuevas plataformas virtuales y corren los riesgos de las arbitrariedades como cierres, maltratos, cárcel y amenazas.


Los venezolanos vivimos un estado de indefensión donde se impone cada vez más la necesidad de construir una versión consensuada de la realidad, donde el ciudadano tenga participación, y los medios, la libertad de expresarse para crear en la ciudadanía una visión plural y compartida desde los conceptos más genuinos de la democracia.


Demos un chance a la paz


En este marco, la ONG Expresión Libre diseñó en el año 2017 apuntando a trabajar desde el periodismo y en favor de la ciudadanía, un proyecto qué desde el diálogo entre los diversos medios, tanto oficiales como independientes se unieran para reconocer en el otro las fortalezas y encontrar desde allí, espacios de entendimiento tan necesarios para el país en esta crisis que estamos viviendo.


Fue así como la International Media Support, organización mundial que promueve la libertad de prensa, especialmente en países en conflicto, fortaleciendo el periodismo profesional para asegurar así que los medios trabajen a pesar del conflicto; dio todo el apoyo al proyecto: «Información para la convivencia»


Este proyecto duró 14 meses y se logró que un centenar de periodistas de diversos medios, independientes y oficialistas -radio, tv., portales, prensa escrita y organismos públicos y privados- en 4 ciudades importantes de Venezuela, dialogaron de una manera constructiva para ver en prospectiva las necesidades del periodismo hoy en pro de una nueva sociedad.
No podemos encontrar la paz si no reconocemos que «el otro» tiene una manera distinta de ver el mundo; tampoco hay forma de ofrecer una información equilibrada sino mostramos todas las caras de la información y en esto se basaron los encuentros desde una metodología novedosa y creativa, como lo es La Indagación Apreciativa(*).


Este proyecto dio inicio en Caracas, siguió a Valencia, Puerto la Cruz y Maracaibo, agrupó además a periodistas de Miranda, Aragua, Yaracuy, Lara, Zulia, Monagas y Bolívar y despertó no solo interés, sino mucho entusiasmo en los colegas periodistas que se animaron a co-crear proyectos conjuntos soñando una Venezuela en paz desde el diálogo y la conversación inteligente. 


En Puerto la Cruz, donde se realizó el tercer encuentro de diálogos, surgió la idea de firmar un compromiso desde el anhelo de todos los ciudadanos, una Venezuela unida y de oportunidades y el papel del periodista en esa premisa. Maracaibo, la última ciudad visitada, también se hizo eco de ese documento.


El compromiso sellado fue qué desde la apertura y la tolerancia, los periodistas debemos apuntar a una ciudadanía debidamente informada para la participación en la toma de decisiones. 


De allí que el periodista tiene el compromiso de manejar con veracidad y credibilidad la información, cimentada sobre un trabajo profesional desempeñado con imparcialidad, con la verificación y comprobación de los hechos, atendiendo a la diversidad y la pluralidad consustanciales a toda sociedad democrática.


Expresión Libre, con el apoyo de IMS logró que más de 100 periodistas de once estados y de distintas maneras de ver a Venezuela, se sentaran en la misma mesa.


Apostar a estos encuentros es abrir nuevos caminos a la conversación inteligente, al diálogo entre profesionales del periodismo para construir nuevos escenarios y difundir información equilibrada y desde todos los flancos, que a Venezuela le urge para diseñar un futuro de paz y en democracia.

 

 

(*) Indagación Apreciativa: es una metodología innovadora que tiene como objetivo transformar los sistemas humanos desde su potencial positivo, basado en las fortalezas propias de esos sistemas y en la construcción de capacidades. Apunta a la transformación, de allí el concepto usado en esta metodología de RESIGNIFICACIÓN.

 

blog comments powered by Disqus

!Delincuentes, jamás ¡

Por Gloria Cuenca (*) El periodismo, comunicación social, es una hermosa profesión.

El virus que ataca las libertades

Por Mayte Navarro (*) En esta larga cuarentena se ha explotado el miedo en todas sus facetas, miedo a encontrarse con el otro para no contaminarse y no correr el riego a morir, especialmente en países como Venezuela, cuyo sistema sanitario es tan precario y enfermarse es casi una sentencia a muerte.

Otros 20 días de desmanes dictatoriales

Por Gregorio Salazar (*)   En el lapso comprendido entre el viernes 19 de mayo, cuando la negativa del régimen a aceptar la salida de la parrilla de Directv de Globovisión y PDVSA TV propició el cese de las operaciones de ese servicio en Venezuela, hasta el domingo 7 de junio cuando fue censurada una publicación de El Nacional, presenciamos una escalada autoritaria que ha golpeado de manera muy severa y preocupante a la ciudadanía y a la democracia venezolana en varios frentes.