VenAmérica: Conmemorar el Día del Periodista es un grito de libertad y democracia

Fecha: 26-06-2021 11:34 AM


 

 

“El único patrimonio del periodista es su buen nombre.

Cada vez que se firma un artículo insuficiente o infiel a la propia conciencia,

se pierde parte de ese patrimonio, o todo”.

                    Decálogo del Periodista. Tomás Eloy Martínez

 

                     

                             

Parafraseando a Tomás Eloy Martínez, se puede afirmar que actualmente en la mayoría de los países de América Latina, ya no se trata del riesgo de escribir una nota y perder el buen nombre, el periodista puede perder la vida, como ha sucedido en México; ir a parar a una cárcel por solo ejercer su profesión, como sucede en Venezuela, en el caso de los corresponsales de NTN24, “pueden desaparecerse” por algunos días y luego presentarse “resguardados por la autoridad militar de Apure”, sólo por cumplir con el deber de informar al público sobre lo que está pasando, su vida y seguridad siempre están en riesgos.

        Apelando al informe del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela, IPYS Venezuela, publicado recientemente, se contabilizaron 374 incidencias que acumularon 636 violaciones a las garantías informativas entre enero y diciembre pasado, período en el que una alta dosis de fiebre de represión arremetió contra la libertad de expresión y el acceso a la información pública en el país. La curva de casos de vulneraciones estuvo lejos de aplanarse y los atropellos afectaron a 325 personas, de las cuales 194 eran reporteros. La emergencia sanitaria por Covid-19 complicó aún más el cuadro critico de la labor informativa, al no ser inmune a las perversiones y restricciones impuestas fundamentalmente desde el Poder Ejecutivo. 

https://ipysvenezuela.org/2021/03/01/limitaciones-informativas-fueron-un-virus-en-2020-segun-reporte-anual-de-ipys-venezuela/

        Por otro lado, la penetración y crecimiento exponencial, asociado a la simbiosis natural entre medios de comunicación y redes sociales, líderes y regímenes antidemocráticos de todos los signos, han tornado más alevosos y feroces los ataques contra periodistas y dueños de medios, básicamente porque no quieren que el libre ejercicio periodístico y la libertad expresión se desmarquen de su narrativa mentirosa, cínica y chantajista, utilizando sin escrúpulos la tecnología y el dinero manchado, para repotenciar, manipular y fortalecer el cerco informativo a todo nivel, afianzándose en el miedo y el terrorismo del silencio para sostener su posicionamiento mediático y sus tropelías. No aceptan que el ciudadano tenga acceso libremente a la información veraz y oportuna, para ejercer su legítimo derecho de recibir y comparar las noticias que desde otras tribunas les hacen llegar; sólo les conviene difundir su mensaje hegemónico, cargado de resentimiento, segmentación y odio, desparramado en una retórica caduca y en las promesas propagandista de sus insólitas doctrinas y afanes, siempre en contracorriente de las necesidades y carencias de los ciudadanos.

        Es por ello que VenAmérica apoya la valiente y firme petición de la Asociación de Periodistas Venezolanos en el Extranjeros (APEVEX), con sede en EEUU, respaldado por otras organizaciones y profesionales de la comunicación e información en Venezuela y en el resto del mundo, que instan al Departamento del Tesoro y al Congreso estadounidense, a aplicar sanciones a los funcionarios y jueces del régimen de Nicolás Maduro responsables de la violación sistemática y violenta al derecho de información y a la libertad de prensa en Venezuela.

        De igual manera, objetivamente cabe señalar que, a los gobernantes, desde tiempos remotos, el oficio de periodista, de una u otra manera irrita, estorba, incomoda, lo cual hace todavía más loable la valiosa e indelegable responsabilidad que asumen todos y cada uno de los profesionales de la comunicación e información de ejercer su trabajo con objetividad y dignidad, a sabiendas que solo así pueden ganarse el respeto y reconocimiento de la gente que aprecia su labor y su entrega. De allí que es oportuno acordarse, en estos momentos de tantas tribulaciones, controversias y desafíos para la humanidad, que el sistema democrático exige para su funcionamiento ético el ejercicio y defensa, sin cortapisas ni condiciones, de la libre difusión de ideas, sujetas al severo escrutinio de la opinión pública, en ejercicio de sus derechos humanos.

        Este 27 de junio, con nuestro saludo y parabienes, VenAmérica se hace solidaria y se amalgama a estos compatriotas víctimas de persecución, cierres y sanciones fiscales, económicas y administrativas, o allanamientos arbitrarios del régimen, para confiscar sus equipos y material de trabajo, con el propósito de desmantelar sistemáticamente todo instrumento o medio de comunicación libre, en su empeño de cercenar la libertad de prensa en Venezuela como estrategia diabólica para reforzar su hegemonía comunicacional, incluyendo el acoso, agresión, robo y encarcelamiento de periodistas, lo que convierte esta conmemoración del Día del Periodista en un grito de libertad y democracia.

*Gerencia de Comunicaciones de VenAmérica

 

Cuba y Nicaragua: necesitamos recuperar el espacio cívico democrático

(Caracas, 20/07/2021). Las organizaciones venezolanas que suscriben este comunicado rechazan categóricamente la represión y restricciones ilegítima...

Realidad Vs Propaganda

Eduardo Orozco   La reciente explosión social que estremeció a Cuba, con serias repercusiones en la política latinoamericana y mundial, coloc...

Entre rebote y rebote la noticia se globaliza

Por Luis Zambrano  * En la medida del avance las tecnologías de la guerra y de la comunicación, la noticia se vuelve vieja, y pierde vigencia al...

Marcelino Bisbal: “El comunicador responsable no es un Pilatos que se lava las manos”

“Nuestra condición de profesionales que buscamos la verdad en el horizonte de nuestro trabajo no nos permite caer en el cinismo de quien afirma “t...

En este país es necesario “construir enemigos”

Por Elsy Manzanares (*)   Construir un enemigo en un país como el nuestro, donde se vulneran los derechos humanos, la mentira es “un parte de...